CONTROL

Ante la duda, cógelo easy

Corillo, aunque puedan decir lo contrario, a los jóvenes nos gusta la honestidad y el respeto. Estamos claras y claros de eso. Desde que somos bien chamaquitos, la idea de que beber alcohol y estar picao’ nos ayuda a relacionamos con otras personas está presente de muchas maneras. ¿Nos habrán vendido sueño con eso?

En algún punto hemos leído o escuchado que el alcohol es un estimulante, y este mito incluye el aspecto de la sexualidad. Entre las muchas formas de relacionarnos, se encuentran las interacciones que envuelven comportamiento sexual. Cuando hablamos de comportamiento sexual pueden ser diferentes interacciones. Estamos hablando desde besos, caricias, hasta otras expresiones.

Cuando se bebe alcohol, la forma en que sentimos, pensamos y actuamos se ve afectada, lo que puede provocar formas de relacionarnos con poco o ningún cuidado. Esto puede traernos varios riesgos, por ejemplo, no usar protección para prevenir un embarazo no deseado y enfermedades de transmisión sexual o tener interacciones sin consentimiento.

Cuando se trata de conductas que envuelven a otras personas, nunca podemos asumir las cosas, ni siquiera porque nos sentimos más sueltas y sueltos. Se debe preguntar antes de cada interacción y si alguien decide detenerse, se respeta. La responsabilidad es aquello que se hace con honestidad, consentimiento y preocupación por el bienestar propio y el de los/as demás.


Referencias:

Junta Nacional de Drogas. (2017). Educando en la prevención del uso de bebidas alcohólicas. Gobierno de Uruguay.

Salud Sexual Blog. (2019). Sexglosario. SexTEAM, Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ciencias Médicas.